Los perros son animales muy limpios y siempre harán sus necesidades lejos de su lugar donde duerme y come. Debido a esto, el lugar que elija debe cumplir estas condiciones.

Existen algunos momentos claves en los que estamos más seguros de que el perrito hará sus necesidades y es después de dormir, un rato después de comer o jugar y si lo vemos olisquear el suelo; cuando aparezca la oportunidad, lleve a su cachorro al lugar elegido para que haga sus necesidades y prémielo por hacer. Utilice galletas o golosinas para perros, ya que es más fácil que el cachorro perciba el premio como algo más significativo que una caricia, que en general reciben todo el tiempo y por nada.

Debemos estar atentos, eso sí, ya que el cachorro necesita evacuar cada 2 o 3 horas. En el caso que usted no pueda supervisarlo es muy importante que el cachorro no se equivoque y haga lejos de nuestra vista; es por esto, que si no podemos vigilarlo, es obligatorio dejarlo en un sitio seguro, a prueba de perros.

En caso de que sorprenda a su cachorro haciendo en otra parte, INTERRÚMPALO con algún sonido fuerte o un “¡eh-eh!” y rápidamente llévelo al sitio correcto. Si el perro hace en un lugar que no corresponde ¡es culpa del dueño! es usted quien debe vigilar a su cachorro. Cuando no pueda tener sus ojos sobre él, recuerde dejarlo en su sitio seguro.

Le aconsejo paciencia…. Mucha paciencia. Y jamás castigue al cachorro si ya ha pasado tiempo de realizada la “gracia”, solo límpielo y sin que su perro lo vea hacerlo.

“Está PROHIBIDA la reproducción total o parcial de este artículo en cualquier medio (gráfico, electrónico, etc) sin autorización escrita de su autor y de los responsables de Adiestramiento.cl”