La agresividad según la American Veterinary Society of Animal Behavior (AVSAB) pude ser clasificada en alrededor de 20 tipos diferentes. Esta clasificación puede simplificarse de la forma siguiente:

1) Agresividad con causa orgánica. Incluye la agresividad causada por hidrocefalia, epilepsia y enfermedades del sistema endocrino. Pueden incluirse también en este grupo la agresividad por irritabilidad, la agresividad por dolor y la agresividad por lapsus mentales. La agresividad por causa orgánica se presenta en el 15 al 20 % del total de los casos de agresividad. Por tanto, es razonable sugerir que la primera actuación del propietario frente a un caso de agresividad debe ser consultar al veterinario para descartar problemas orgánicos.

2) Agresividad sin causa orgánica. Los tipos más frecuentes son : agresividad por dominancia o competitiva (40 al 80 % de todos los casos), agresividad por miedo, agresividad territorial, agresividad maternal, agresividad redirigida y agresividad intrasexual.

Agresividad competitiva

Como ya se dijo, la forma más frecuente de agresividad hacia personas es la agresividad competitiva o por dominancia. Esta forma se manifiesta principalmente en machos no castrado, y menos frecuentemente en machos castrados. La agresividad competitiva puede darse a cualquier edad. El problema suele desarrollarse cuando el animal tiene entre uno y tres años, pero ocasionalmente puede aparecer antes.

La agresividad competitiva se dirige hacia las personas con las que el perro convive normalmente; frecuentemente, sólo alguna o algunas de estas personas resultan afectadas. Ocasionalmente, la agresividad competitiva puede manifestarse además hacia personas desconocidas.

El diagnóstico de agresividad competitiva depende de las tres consideraciones siguientes:

1. Debe descartarse previamente cualquier forma de agresividad con causa orgánica (manejo veterinario)

2. La postura del animal durante los episodios de agresividad deben ser posturas características de un animal dominante (cola recogida, orejas dirigidas hacia atrás y extremidades ligeramente flexionadas).

3. La agresividad se manifiesta en situaciones relativamente predecibles:

- La persona que es víctima de la agresividad del perro intenta retirar la comida o cualquier objeto que despierte el interés del animal.

- La persona toca al perro, intenta castigarlo o simplemente molesta al animal mientras está descansando.

- La persona establece contacto visual directo con el animal.

¿ Por qué aparece la agresividad competitiva ?

1. Los perros mostrarían hacia las personas muchas de las pautas de conducta que son propias de la organización social de los cánidos, dichas pautas incluyen el establecimiento de relaciones de dominancia, que el perro crearía con cada una de las personas con las que convive normalmente.

2. La relación de dominancia empezaría a establecerse durante el período de socialización y juvenil. La conducta de juego y muy especialmente el resultado de situaciones de competencia entre el perro y cada persona determinarían la relación de dominancia. Por tanto, el perro podría ser dominante respecto a algunas personas y subordinado frente a otras. La agresividad competitiva o por dominancia se mostraría sólo hacia las personas que el animal percibe como subordinadas. La conducta agresiva aparecería cuando la persona en cuestión se comportara como dominante.

3. La tendencia de cada de animal a mostrarse dominante dependería en parte de factores genéticos y sería más marcada en machos que en hembras. Esta tendencia propia del perro se convertiría o no en un problema de agresividad en función de la respuesta de cada persona.

Tratamiento de la agresividad competitiva

Para corregir un problema de agresividad competitiva es imprescindible invertir la relación de dominancia que se ha establecido entre el perro y la persona o las personas afectadas, algo que no puede hacerse sin la colaboración de dichas personas y la asesoría de un adiestrador profesional. Dicho muy brevemente, esta inversión se realiza mediante el reforzamiento negativo de la conducta agresiva y el reforzamiento positivo de las conductas de subordinación. Es importante que el reforzamiento lo lleven a cabo todas y cada una de las personas hacia las que se dirige la agresividad. El adiestramiento en obediencia es un excelente método para lograr un mayor control sobre el animal.

Existen otros tipos de agresividad que es necesario diferenciar, pero este tema lo trataremos en otro artículo.

Tema preparado por: José Manuel Leal, Biólogo y Adiestrador Canino

Bibliografía

Manteca,V.X.(1996). Etología Clínica Veterinaria del perro y del gato. Barcelona. Editorial Multimédica.

 

El adiestramiento con clicker: El clicker es una simple cajita plástica con una lámina metálica en su interior.

El proceso de socialización: El período de socialización se inicia cuando los órganos de los sentidos son apenas funcionales....

El perro y los niños: Para un niños, tener un perro puede ser muy beneficioso, son una excelente compañía, un amigo y generador de amigos.

La educación de nuestro perro:Todo perro debería ser educado, aunque solo vaya a ser un perro de compañía.

¿Algunos perros son agresivos por causa genética, orgánica o manejo conductual?

Método Arcón: de Jaime Parejo Garcia. (Síntesis descriptiva)

Inicio / Quienes somos / Artículos / Noticias / Cursos /Consulta en línea / Contacto / Links