Es una técnica de adiestramiento que está basado en los principios del condicionamiento operante, en el que la conducta produce la aparición de un refuerzo. Estos principios rigen parte importante del aprendizaje de todos los animales y su aplicación en el adiestramiento comenzó a partir de estudios científicos sobre psicología. El adiestramiento con clicker fue denominado de esta manera, ya que su precursora, Karen Pryor, utilizó una cajita con una lámina de metal que emitía un sonido como un click!; como una señal que marca el momento exacto en que se produce la conducta deseada. Si bien este aparatito ha universalizado la aplicación de esta técnica, perfectamente puede ser reemplazado por otra señal (auditiva o visual); el clicker no ejerce ningún efecto mágico.

El adiestramiento con clicker solo utiliza los refuerzos positivos para enseñar y puede ser utilizado con cualquier animal y con perritos de cualquier edad. No se utiliza castigo ni manipulación física del perro, tampoco se necesita utilizar collares de ahorque o de púas en el proceso de aprendizaje. A través de técnicas como el moldeado, el targeting, programas de reforzamiento, etc. se puede lograr una fluida comunicación con el animal y una enorma variedad de ejercicios en perros que cumplen diferentes funciones (compañía, asistencia para minusválidos, rescate de personas, etc.). Además nos permite hacerle saber a nuestro perro cuando ha hecho algo que nos agrada.

“Está PROHIBIDA la reproducción total o parcial de este artículo en cualquier medio (gráfico, electrónico, etc) sin autorización escrita de su autor y de los responsables de Adiestramiento.cl”