¿Quién más que su dueño, conoce mejor a su perro? El adiestramiento es una actividad que beneficia tanto al perro como al amo y es éste quien sabe cuan inteligente es su perro, qué cosas le gustaría como premio, qué es lo que podría lograr con él, etc. Aparte de la educación, que todo perro necesita, el adiestramiento mejora mucho la convivencia para un animal que poco entiende nuestro mundo.

Por otro lado, si es el dueño quien adiestra a su perro se evita el “cambio de mando” que muchas veces dificulta el buen desempeño del perro. Muchas veces he escuchado “el perro solo le hace caso al adiestrador y a mi, nada”. Si no puede adiestrar usted mismo a su perro, procure participar con su adiestrador en todo momento y aprenda también a practicar con su perro desde el principio. El perro y su dueño son un equipo, adiestrar solamente al perro sería como enseñarle a un solo miembro de una pareja de baile.

La compañía de animales trae enormes beneficios a la salud, y unos cuantos minutos al día de juego y, por qué no, de adiestramiento, mejora la relación y hace bien. El perro es un animal bastante inteligente, y desde un principio ha estado con el ser humano para ayudarlo. Enseñarle pequeños “trabajos” a su perro, estimula su inteligencia, incentiva la creatividad del amo y soluciona algunos problemas.

“Está PROHIBIDA la reproducción total o parcial de este artículo en cualquier medio (gráfico, electrónico, etc) sin autorización escrita de su autor y de los responsables de Adiestramiento.cl”